Patrocinador

Miércoles: grandes claros animarán el día, sobre todo por la tarde. Precaución con el mar
Publicidad

Rutas Urbanas: Auditorio Alfredo Kraus- El Confital

Comparte

Hay gente que en la misma capital de Gran Canaria coge su mochila y se lanza a caminar por sus calles y sus barrios, realizando lo que llaman “senderismo urbano”, anque sn senderos y con más moral que el Alcoyano. El más apropiado, ecológicamente hablando, es la ruta cuyo itinerario es El Auditorio Alfredo Kraus-Las Canteras-La Puntilla, o viceversa, bien por la misma orilla de la playa, mojándose incluso los pies, o por la avenida. Esas dos opciones se ven compensadas aspirando el aire más puro que ofrece la capital grancanaria al proceder directamente del mar sin que lo perturbe la polución producida por los automóviles. El oxígeno, el yodo, el olor a mar, el sol y hasta la “panza de burro” causan un bienestar indescriptible en quienes tienen esta sana costumbre, sin contar con las connotaciones sociales ya que allí se suele encontrar a amigos y conocidos que quizás hace tiempo hace tiempo que uno no ve, o contemplas una de las zonas más cosmopolitas de estas islas.

Pero los que quieran ampliar su marcha, pueden continuar desde La Puntilla, por el paseo que sale desde el aparcamiento y va bordeando la costa hasta llegar al Confital. Un agradable paseo jalonado de peñas, curiosos islotes, bufaderos, pequeñas calas y típicos restaurantes, especializados en pescado.

Y se encontrarán un Confital que ya no es lo que era. Se accede al mismo por la antigua carretera de tierra, que aún conserva parte de la barrera que servía de “aduana” para pasar a este espacio natural que nunca debió tener dueño porque es una zona de dominio marítimo-terrestre .¿O no?

Ya no hay chabolas, ya no hay relajo, ya no hay traficantes. Se ha querido ordenar la estancia y la entrada al Confital, aunque no ha sido al gusto de todos. Pero por algo hay que empezar. Los habituales usuarios no quieren que empiece a meter allí cemento, hoteles, grandes obras. Tal vez admitirían pequeñas construcciones dedicadas a satisfacer necesidades de los usuarios: bares, duchas, servicios higiénicos y cosas así, pero nada más.

Se ha construido un sendero que bordea un pequeño acantilado que llega hasta la misma orilla y después se han hecho unos paseos de madera, cera de la orilla, dispersos por todo el espacio natural. En las laderas menos pendientes se deberían plantar especies halófitas (perejil de mar, tarahales, etc.)

Un pescador que vive en la Isleta y que suele ir con frecuencia a pescar a esta zona, considera que ahora todo está mucho mejor, pero que no deben permitir que se asfalte y amplíe la carretera por la que se accede a la playa. Además estima que debe terminarse el sendero sobre el acantilado porque en su tramo final aún le faltan las barandas y es peligroso para niños e incluso para los mayores. Por otro lado, comentó que todas las personas que acuden allí deberían tomar conciencia de que hay que mantener aquello limpio. Todavía hay gente que tira botellas y otros objetos y desperdicios en cualquier parte, lo cual es una lástima.”Los canarios debemos tomar conciencia de que somos nosotros mismos los que tenemos que cuidar y conservar nuestra tierra y no esperar que sean los políticos quienes lo hagan todo. Ellos van a lo suyo”. Después de su pequeña perorata demagógica y antisistema el señor se quedó muy satisfecho…

Los habituales del Confital no miran con buenos ojos a quienes van allí para demostrar su incivismo y dejarlo todo perdido. Estas personas montan sus tiendas de campaña, hacen barbacoas y disfrutan un día con sus amigos y su familia. Luego, desmontan todo y lo dejan en condiciones porque son los primeros interesados en que haya limpieza y orden en este lugar, al que a lo mejor acudían desde tiempos inmemoriales otras generaciones de su familia. “Eso es lo que no entienden algunos “jediondos” que vienen aquí y lo dejan todo hecho un asco”, nos decía una señora. No sé que trabajo les cuesta meter todo lo que les sobra en una bolsa y tirarlo en un contenedor, que los tenemos ahí a dos pasos”.

Texto y foto: José M. Balbuena

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor