Patrocinador

Nubes bajas, con posibilidad de claros en las horas centrales.
Feliz día de la Virgen del Carmen, patrona de las mujeres y hombres del mar.
Publicidad

Entierro que alegra mogollón

Comparte

Da gusto venir a este entierro: cachondas viuditas, penes desconsolados, sardina que parece una sirena, etc.

Iba la sardina contenta a arder de pasión en Las Canteras de su amores con unas bembas sensuales con las que se habrá gozado todo el carnaval en El Derby de Santa Catalina Park.

Abría la comitiva, a todas estas, una agrupación de jóvenes con tambores e instrumentos de percusión bamboleándose a la manera brasileña y calentando muy bien el fresco ambiente de la tarde que la tormenta nos había dejado.

Luego, sueltas, solas, a su bola, de negro riguroso, las auténticas viuditas de siempre con sus plumas, acaso menos plañideras que otros años, no sé por qué; los obispos y cardenales severamente provocadores; algún carrito con un hermoso pene desconsolado. ¡Y la banda de música de metales!

Detrás de las carrozas, que llevaban la música tan alta que parecían echar el resto, más alta que en la cabalgata, danzaban en masa los jóvenes acompañantes de la sardina. Nos tiraban caramelos viéndonos con niños y nosotros, disfrazados de Iker Casillas, intentábamos atraparlos en el aire.

Don Jerónimo parecía salidito del auditorio y puesto en el cochazo antiguo de la ciudad saludando a su derecha y a su izquierda en busca del voto festivo. El pueblo se le ofrecía en carne viva y él sonreía. A su zaga, don Roque le marcaba de cerca. Nos pareció ver también al joven concejal de Playas.

Y las afilarmónicas, ¿qué me dicen de las afilarmónicas y las murgas? Pues que desfilaron muy bien ordenaditas con sus originales trajes y sus muchos componentes y años de veteranía y autenticidad. Me gustó especialmente el traje mejicano de una de ellas y los enormes zapatones de payaso de otra.

No pudimos llegar a Las Canteras y ver la incineración de la sensual sardina en la mar (esperemos que la arena no haya sufrido demasiado en este entierro) ni tampoco asistir al mogollón de Carlinhos Brown: los padres de niños pequeños como nosotros, ya se sabe∑

Y esta columna grecorromana-canaria de opinión, con permiso de ustedes, se disfraza hoy de blog carnavalero. Así que hoy no opinamos sino que nos divertimos.

¡A por la Semana Santa!

Luis del Río García.

En León y Castillo, a 9 de febrero de 2008

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor