“En el mar no hay pasado, presente o futuro, sólo paz”. Jacques Cousteau

Lunes: continuará la calima

Los playeros empiezan a preocuparse por la magnitud del –botellón- del Parque de La Música y sus posibles consecuencias medioambientales.

Fotos cedidas.

Tito me cuenta que ya ha dejado de correr temprano por la zona del parque de La Música-Lloret los sábados y domingos porque es horrible como amanece, miles, millones de cristales y botellas acompañan a plásticos y basura en una botellón multitudinario que se ha instalado los fines de semana en una de las mejores zonas de ocio de la ciudad.

El personal de recogida de basura se las ve y se las desea para poder recoger los cientos de kilos de residuos que amanecen cada día del fin de semana. Octavio vecino del edificio “Emperador” nos avisa de que hay noches que el murmullo de la fiesta no lo deja dormir. Una playa urbana como esta y donde muchos hacen un esfuerzo enorme para su cuidado y conservación diaria no puede permitir este botellón gigante a solo metros de la orilla de la misma playa. Sentir con tristeza como cientos de jóvenes canarios y no canarios no son capaces de recoger sus botellas, ni llevarse las simples bolsas donde traen sus bebidas. Que futuro nos espera. Por otro lado es incomprensible que se haya dado permiso municipal para que un negocio particular pueda ocupar “medio” Parque de La Música con una enorme terraza -exclusiva-. Cosas que solo pasan en esta capital.

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor