“En el mar no hay pasado, presente o futuro, sólo paz”. Jacques Cousteau

Calor. Calma. Algo calimoso

Personajes singulares de nuestra recién pasada historia. El Encargado General.

¿ Donde ha quedado la singular y entrañable figura del Encargado General?.

Al igual que otras muchas cosas, este personaje se ha perdido, se ha diluido en la marejada de los tiempos modernos. Generalmente era una persona de cierta edad, ni joven ni viejo, más bien tirando a maduro. Eran los tiempos en que se llegaba a ese puesto de responsabilidad no por estudios de los libros, académicos, sino por buen comportamiento y por los muchos años de edificante trabajo en la empresa. Se entraba a trabajar desde muy joven, y el empleo se conseguía, porque el padre del muchacho – futuro Encargado General-, era amigo del dueño del negocio. Aparte de ser amigos eran además, compañero de copas y de partidas de envite. Eso era sagrado y la mejor cuña. El padre del muchacho se iba por el comercio de su amigo, se presentaba al Encargado General y se entablaba la siguiente conversación:

El padre.- Buenas, mire, yo vengo de parte de Don Antonio, que me dijo que hablara con usted., y aquí le traigo al chico.

E. General.- Pase, pase, algo de eso me habló Don Antonio. Vamos a ver que podemos hacer con este hombrecito.

El Padre.- Le garantizo que es bien mandado y sabe de cuentas. Las cuatro reglas seguro y alguna cosilla más. Para empezar, si es menester, me lo pone Vd. a barrer. De todas maneras, para que Vd. lo sepa, esta apuntado en una academia nocturna para estudiar por las noches, ingles y contabilidad.

E. General.- Bueno hombre, ya veremos.

El Padre.- Si le parece bien, me lo pone a prueba antes de soltarlo un duro. Como no cumpla me lo dice a la primera que yo lo emparejo y lo dejo derechito como una vela.

E. General.- Primero vamos a ver como se porta. Vamos a darle tiempo al tiempo.

Pasando los años, el chico demostraba que era de buena madera, despabilado, empeñón y que salía adelante con cualquier problema con los clientes. Cuando se iba al cuartel-Servicio Militar-, le guardaban el puesto con paga y todo. De ahí salía la figura fiel y honrada, de por vida, de este singular personaje.

No hace mucho tiempo de esto, cuando necesitamos comprar algo especial en algún comercio grande, de los de antes, de los que vendían al por mayor y al detalle, preguntábamos por el Encargado General. Nos indicaban por donde solía estar y allá íbamos al encuentro de nuestro hombre. Lo encontrábamos. Caminaba con bastante pachorra, pero con paso firme y con un cigarro puro que aromatizaba todo el entorno. Casi nunca llevaba corbata. Usaba americana cruzada y sin abrochar. Cuando se cruzaba con alguien, para no tropezar, se hacía para un lado, daba un habanazo con los faldones de la chaqueta, que si te rozaba la cara con los botones te podía saltar un ojo. Entonces tu te parabas y le preguntabas por lo que te interesaba. “ Oiga señor, vengo buscando…y el hombre, eso si, muy educado, se quitaba el puro de la boca, soltaba el humo hacia un lado y te contestaba, siga Vd. hasta el fondo y cuando vea unos rollos de soga, encima de unos barriles, tire hacia la izquierda y alguien le atenderá sobre la marcha y si no, me espera un minuto que yo mismo le despacho.” Seguía el hombre su camino dejando detrás suyo el aroma del puro, casi seguro palmero.

Puede parecer que esta pequeña semblanza del Encargado General es imaginaria. Doy fe de que existieron y seguro que encontraría muchos testigos que los conocieron. Hoy día han sido sustituidos por Jefes de Planta, Supervisores, Jefes de Sección, Coordinadores de personal, Encargados de Relaciones Pública. Jefes de Markerting… Ellos eran todo eso en uno solo. O sea que eran gente notable.¿ O no?.

Vicente García Rodríguez-Septiembre de 2007

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor