“Cuando dos caminos se separan… toma aquel que se dirija a la playa”. Hannah McKinnon

Sábado de temperaturas primaverales

Adiós Sindo Saavedra, hasta siempre

Esta noche de miércoles de mar bravo, y de repente se nos fue Sindo Saavedra, el compositor, el gran amante de su playa de Las Canteras.

Me viene a la memoria su cara de genio cuando nos hizo escuchar, en varias ocasiones seguidas, su nueva canción “ Mi playa de Las Canteras” a Teresa Iturriaga y a quien le escribe orgulloso de su creación, en homenaje a este paisaje playero donde el destino lo trajo y desde donde ya nunca salió. Sino Saavedra disfruto hasta su ultimo día como nadie su nuevo descubrimiento    -Vivir en Las Canteras-.

Sindo se enamoro de su playa igual que toda grancanaria se enamoró de su “Enamórate de mi”

-Entrevista que le realizo Teresa Iturriaga y que pertenece a la hemeroteca de nuestra web.

Sindo Saavedra no me sorprende por su música, ni por su agudo sentido del humor; Sindo Saavedra me sorprende porque todo el mundo lo conoce en esta playa, a todos saluda y para todos tiene una palabra a su medida. Porque a este hombre de mirada vivaracha y sonrisa enigmática, se le deben muchas coplas y canciones que ya se han hecho del pueblo y caminan con ese pueblo a todas partes. ¿Quién no tiene en su casa alguno de sus discos? Recuerdo, entre otios,”Invitación al carnaval Con ese andar, “El polvito” “Diez boleros de amor y dos canciones de cuna” o el último “Enamórate de mi”. ¿Quién no se ha puesto su mejor disfraz en carnaval al ritmo de su canción? De esa preciosa canción que es y será para siempre el Himno Oficial del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria. Viajero desde sus años más jóvenes, este compositor canario ha estado siempre en contacto con los movimientos culturales más de vanguardia en lugares como Paris, Chicago, Alemania e Italia. Su obra lo abarca todo, traspasando las fronteras entre géneros desde zarzuela, poesía, teatro, cuentos… Guionista, presentador, director artístico, escritor… Su creatividad no tiene límites. Sin embargo, Sindo Saavedra, este dechado de virtudes que podría acabar siendo un ser casi divino e intratable, me sigue sorprendiendo siempre: por eso, precisamente, por su encantadora senci

llez. Chapean, maestro.

T. -Hola Sindo, ¡qué lujo poder estar aqui sentados los dos! Al lado del mar, con este cielo radiante, el color de la gente en la playa, La Peña y La Barra a lo lejos como un paisaje de acuarela… No me extraña que vivas en Las Canteras… Dime, ¿se siente diferente la música frente al mar?

S. -Frente al mar todo se siente diferente, desde el arte hasta el amor. El mar, después del ser humano, es lo más hermoso que tiene el planeta, al menos para mi, y si lo hermoso inspira, imagínate lo más hermoso.

T.- ¿Tú vivías en Las Canteras de niño?

S -Yo empecé a venir a Las Canteras desde muy pequeño, aunque a esa edad no vivía en esta zona, vivía en Schamann. Venia yo solo con nueve o diez años, y aquí me sentía como en mi barrio porque Las Canteras la sentimos todos los canarios como el propio barrio de cada cual, como algo propio. Recuerdo que en aquella época veía las cosas que se me han quedado grabadas para siempre, como les suele ocurrir a todos los niños. Recuerdo a la gente haciendo sus comidas en la arena y comiendo en familia, juergas con guitarras y aquellas canciones que se oían entonces, todo tipo de juegos, etc. Todo esto hoy día está prohibido por razones obvias, pues los tiempos cambian y hay que adaptarse a ellos.

T.- ¿Y cómo bajabais a la playa desde Schamann? ¿En guagua?

S – Normalmente yo bajaba caminando. En aquella época, esas cosas se podían hacer, pues los peligros eran pocos en cuanto al tráfico, la delincuencia, la inseguridad… Hoy día sin embargo, los niños tiene que estar constantemente vigilados por sus padres. Los peligros están a cada vuelta de esquina. Había más pobreza, pero los niños teman más libertad en este terreno, porque corrían más aventuras que las que se viven actualmente. Suele suceder, en la mayoría de los casos, que la pobreza produce imaginación.

T.-Háblame ahora de esa canción tuya tan maravillosa, “Enamórate de mí”. ¿Tú crees que ha servido para concienciar un poco más a la gente de que hay que mimar el paisaje de la isla entera?

S -Bueno esta canción está caminando y yo prefiero que vaya entrando lentamente, que es la mejor forma de que permanezca para siempre, porque lo que entra rápido, rápido se va. En cuanto a la toma de conciencia por parte del ciudadano, pues eso está por ver. La gente necesita que se le repita un malón de veces la misma cosa para que vaya entrando en ambiente Tenemos una isla única en el planeta en cuanto a belleza y clima,y mira, la tenemos hecha una piltrafa. Exceptuando algunas zonas vírgenes, la mayor parte de la isla está muy dañada, pero a pesar de la dificultad, creo que aún puede tener arreglo, si todos tomamos conciencia de una pula vez de que esta isla se merece todo nuestro amor.

T.- ¿Qué harías tú para dar música y color a esta playa de Las Canteras? ¿Qué se te ocurre como artista?

S -Una de las cosas que se me ocurrió hace algún tiempo v que ya se ha propuesto a las instituciones a través de la Asociación de Vecinos “La Peña la Vieja y La Barra del Centro”, es la realización de un mural en una de las medianeras de la playa. Está ya en proyecto un trabajo con García Alvarez cerca de la zona de Pena la Vieja, donde se van a emplear materiales duraderos, pues como ya se ha podido comprobar con el paso del tiempo, los excelentes murales pintados por reconocidos artistas locales se han ido destruyendo a causa del sol, del salitre y otros elementos adversos. Al ser de mosaico, el nuevo mural durará lo suficiente como para que lo gocen varias generaciones, y eso sí que será un dinero público bien empleado y bien gastado.

T.-Mira, y para terminar, me gustaría que me hablaras un poco de tu faceta como escritor, que hasta ahora es desconocida para muchos. Cuéntame un cuento de esos tuyos…

S -Lo último que he producido v que próximamente voy a presentar, es un libro con 18 cuentos para adultos que lleva por titulo… (sonríe malicioso en el silencio y un guiño de complicidad rebota en el hielo del martini bianco) y que está genialmente ilustrado por el artista Antoine. Además, el libro está prologado por Gabino Diego, un actor que admiro mucho desde que lo descubrí en Las bicicletas son para el verano, cuando él aún era un niño, entonces ya empecé a quererle como actor. Este es un libro bastante peculiar en cuanto a concepto y formato. Es un libro muy personal que no sigue las formas convencionales en cuanto a texto, sin que ello quiera decir que sea mejor o peor que otros. Lo que quiero decir es que es diferente.

T.- Pues que tengas mucha suerte, porque, desde aquí, luz y estrellas no te van a faltar,

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor