“En el mar no hay pasado, presente o futuro, sólo paz”. Jacques Cousteau

Continuará la calima, aunque disminuirá su intensidad por la tarde

Recuerdos de un Surfer canario desde Mostar (Bosnia i Herzegobina)

(Fotos: Superiores en Bosnia. Abajo en el Confital)

Domingo 27 de junio del 2004, anoche leí un correo que me mandó mi primo Efraín, con el que comparto muchas aficiones, y con el que me he criado y aprecio muchísimo. Me comentó que tenía la oportunidad de escribir unas líneas en las que poder contar mis vivencias y mis recuerdos desde aquí en Bosnia i Herzegobina.

Hoy me levanté un poco más tarde que de costumbre, porque tengo el día libre, me he aseado y por el cansancio de días pasados, me he quedado en la cama viendo una aburrida película francesa en el plus. Cosa poco usual en mí, ya que no suelo quedarme en la cama los días libres. Minutos antes de escribir esto, salí un segundo al baño y de regreso a mi _CORIME_(nombre que recibe aquí nuestras camaretas accidentales) he mirado el cielo, hace un día soleado de treinta y pico grados, más o menos, el cielo está azul, hay nubes altas, finas y alargadas, esas que vemos en nuestras islas cuando hay una brisa del sureste, si estuviera en Las Palmas; iría a ver la marea sin pensarlo. Cuando era un niño pasaba horas mirando el mar esperando a que subiera la fuerza, mi madre no lo entendía; qué miraba; qué pensaba, qué le decía a la marea, y ahora de grande me sigue relajando mirar el mar en los días glassy en nuestra Playa de las Canteras. Siempre que veo el cielo como hoy me asomo a La Puntilla y miro a ver como está, los días como hoy, la probabilidad de surfear es mayor, si es invierno, con buena predicción de fuerza y mareas largas, la barra cuadra seguro.

La Barra: ese spot donde he pasado momentos inolvidables de mi vida, sé que no es la mejor ola del mundo y que por el deterioro de los fondos cada vez rompe peor y en menos ocasiones, pero siempre que la veo romper me acerco para darme un baño tranquilo. Les ofrezco, que piensen ustedes y que intenten meterse en el contexto, en Mi Playa de las Canteras, un cálido domingo de Octubre o Noviembre, cuando aún está el agua caliente y no necesitas traje, una ligera brisa del sureste y una fuercita que levanta olas de medio metro, mareas largas. El agua verde turquesa, la playa no muy llena, pero si con bastante gente, esos canariones que la adoran y que se acercan hasta en los días fríos de nuestro cálido invierno, a darse un baño en sus aguas, el bullicio de esa avenida, con los ciudadanos dando un paseo, las terrazas llenas, en definitiva, un domingo cualquiera en nuestra playa. Todo ese ambiente y a menos de cuatrocientos metros de la orilla, nuestra cancha particular, nuestro parque de recreo, ahí; apartado, _La Barra_.escenario paradisíaco que nada tiene que envidiarle a cualquier paisaje del mundo.

Es increíble que en tan pocos kilómetros de costa, podamos encontrar tanta versatilidad y satisfacer así tantos gustos. Todos salen contentos de ella, los bañistas, los que van a tomar el sol, los que se toman un refrigerio, los que van a pasear, los domingueros típicos y los deportistas, entre estos últimos, los surferos. Aquí tenemos de todo y no necesitamos ni coger el coche para ello. Quieres una olita de playa, fondo de arena, juguetona, la Cicer, quieres más tamaño, olas de más recorrido, maniobrables cien por cien, El LLoret, o si lo que buscas son emociones sin límites, tubos enormes, adrenalina, tenemos a su majestad, _EL CONFITAL_, o por el contrario, quieres una bañito, en un lugar paradisíaco, con poca gente, en un arrecife alejado de la playa, derechas e izquierdas tubosas y maniobrables, entonces, el bañito está en LA BARRA.

Es impresionante todo lo que nos oferta esta playa, y en el mismo corazón de la ciudad.

Estos años atrás, he pasado el verano viajando; Cabo Verde, Indonesia, pero este verano, por motivos de trabajo, me lo estoy pasando aquí, en _Mostar_( Bosnia i Herzagobina) es una experiencia muy gratificante y me esta ayudando mucho a realizarme como persona, pero una vez más, en mis ir y venir por el mundo, pienso que somos unos privilegiados, por vivir en las afortunadas, en las perlas del Atlántico, que para mí, y sin desprestigiar otros lugares, es el mejor sitio del mundo. Con esa isla de Gran Canaria, con esta playita, donde transcurre mi vida, de la que estoy muy enamorado y a la que añoro siempre que estoy lejos de ella (entiendo como playa de las canteras, a toda la bahía, desde la punta del confital hasta la salida del norte, donde acaba el LLoret) .

Aquí sólo pienso en mi familia, en mi novia, en mis amigos y en ese trocito de planeta, al que tanto extraño y donde se arraiga todo lo que me rodea. En Octubre, cuando llegue, espero verla como la dejé, y aunque se que están haciendo cambios en ese CONFITAL, espero que no me la estropeen mucho. Saber que es lo que me espera en mi regreso es lo que me ayuda a que mi instancia aquí sea mejor. Todos los días pienso en estar ahí; con mi familia, novia y amigos, para pasar junto a ellos todo el tiempo que pueda en esa emblemática playa.

Estar lejos de casa y ver lo que hay en este mundo hace que valore más lo que tenemos allí, un jardín en medio del Océano Atlántico; un legado que nos ha dejado la naturaleza y que propongo a todos los que lean estas líneas, que lo defiendan, que lo cuiden, que velen por su seguridad, porque si estropeamos nuestro jardín, y lo perdemos, perderemos todo lo que somos. Así pues propongo que nos concienciemos y tratemos de cuidarlo, que nuestra meta sea hacer que nuestros hijos, nietos y biznietos, puedan ser tan afortunados como nosotros, que cuando seamos ancianos, podamos pasear por esa avenida igual que lo han hecho nuestros antecesores, que nuestra descendencia pueda seguir disfrutando de ese bello jardín, que como dice la canción,” de belleza sin par”, que son nuestras islas Canarias.

SALVAR EL CONFITAL

Por: Federico Jesús Castellano Hernández (Fredy)

Militar profesional, destinado en mision de paz, en Mostar (Bosnia i Herzegobina)

(Dedicado a mi buen amigo y shaper: José Carlos Urrestarazu, alias El BIZNIETO, Shaper y dueño de CONFITAL BAY).

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor