“En el mar no hay pasado, presente o futuro, sólo paz”. Jacques Cousteau

Calor. Calma. Algo calimoso

La ola del Confital según la revista Surfing Magazine en el año 1978

……no perdimos el tiempo en tirarnos a la rompiente. El agua estaba tan clara como el cristal y el fondo podía ser visto nítidamente, indicando cuidado. El fondo definitivamente era peligroso, con la sección mas critica rompiendo en medio metro de agua. Mientras los muchachos se adaptaban con la baja el temor iba dando paso a una mayor confianza. Cada ola era una alta pendiente, ,dando paso a una frenada clásica sobre el “inside” poco profundo, luego una entubada de tres o cuatro segundos en las mejores olas.. Con poca gente en el agua solo seleccionábamos las mejores. Que situación más agradable para los 70, estuvimos surfeando durante varias horas, haciéndolo en marea llena, ya que en marea vacía la baja queda fuera del agua.

Yo estaba deslumbrado como mis amigos cogían olas diestramente con un metro y cuarto. Kevin cortaba el labio de la ola y regresaba en el tuba hasta que una ola final le enseño el respeto que siempre es necesario tener en cada nueva rompiente, retirándose con un hombro magullado, cortesía del fondo.

Regis se desprendía duramente a contramano y golpeaba la ola, sacando algunos grandes” rentries” que demostraban sus años de surfing en el Caribe y otros lugares.

Los locales estaban alegremente sentados contemplando como surfeabamos, viendo nuevas maniobras que ellos jamás habían vistos. El seco paisaje era un contraste con las gigantescas plantaciones de plátanos que nosotros pudimos ver a pocas millas al Este. Algunas tiendas de campañas habían sido levantadas en la parte trasera de la playa y alrededor del área del arrecife habían familias gitanas viviendo sin ninguna complicación. Ellos se contentaban con vivir de la pesca o cualquier cosa que pudieran encontrar, sus clásicas chabolas de lona remendada y sus trastos ordenados eran dignos de contemplar.

Los días siguieron y nosotros surfeamos “Gipsy Point” lo que duro la fuerza , sus buenos 4 días. Cada día el arrecife funcionaba correctamente con la marea y surfeabamos hasta que la marea dictase nuestra salida. Cuando finalmente la fuerza se acabo usamos esos días para descansar nuestros ajetreados cuerpos, escribir cartas y hacer la rutina usual del turista, tomándonos fotos unos a otros y visitando los insólitos e históricos lugares de la isla. Cuando el periodo de calma de olas entro en una semana, los muchachos empezaron a ponerse inquietos, Regie y kevin decidieron que era hora de tirar para casa, satisfecho de su aventuras, pero nosotros argumentamos que la luna llena traería una nueva fuerza. Sin embargo los muchachos tenían puestas las esperanzas en ir a casa, los despedimos en el aeropuerto y supimos que nuestros días aquí estaban tambien contados.

Con la llegada de la luna llena, créanselo o no, una hermosa fuerza de 2 metros por un día nos proporciono las condiciones para uno de los mejores días de surfing que he tenido en mucho tiempo. Surfeando “Gipsy Point” para mi fue una alegría y una experiencia única, con series de olas alineadas y en cantidad de sobra. No queda mucho por decir excepto que fue uno de esos días por el cual cada surfista suspira por encontrarlo, hice lo que pude sabiendo que pronto estaría una vez mas de regreso en el saturado “North Shore” de Hawai , pero eso es otra historia y en un diferente escenario de donde yo me encontraba ese día.

Dejando otro aeropuerto y otra aventura detrás, regresamos a los Estados Unidos y deslumbrados por la experiencia que todos habíamos compartido y tal vez “ATLANTIS” estará salvada de disputa territoriales, multitudes, etcc….pero todo llegara tarde o temprano, pero por suerte para Atlantis, esto llegara un día muy lejano!!!

Darrel Jones- Islas Canarias en otoño de 1978

(Extracto del reportaje de Surfing Magazine sobre El Confital)

revista-surf6

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor