“Hombre libre, siempre querrás al mar”. Charles Baudelaire

Un día cualquiera de 1970 en la playa de Las Canteras.

Eran más de las nueve de la noche cuando jugábamos en la calle Luján Peréz de La Isleta:

-Oye ¿a qué hora quedamos mañana para ir a la playa? Podríamos ir a las once.

-Vale, en la puerta de Paquita, la de la tienda.

-¡Rápido, mamá, el desayuno, que me espera la gente de la pandilla para ir a Las Canteras!

-¡Si no te tomas la yema con la quina, de aquí

no sales!

-¡Vale má!

-Ten cuidado con las olas, no te metas muy adentro y ni se te ocurra ir a La Barra. Sabes que si vas yo me entero.

-¿Quién falta? Estamos todos. ¿Trajiste el clavo?

-Sí, lo tengo.

-La marea está llena, esperaremos a que baje.

– Bueno, jugamos al clavo: La cabeza, el hombro, el codo………….

– Mira ya se ve la Peña la Vieja! Nos vamos a nadar.

– Fíjate en aquellos guiris, van en patín a La Barra, nos colgaremos de atrás, coge una piedra lisa para poder mariscar.¡Anda, mi madre en la orilla! Abanándonos está a ver si la despistamos, salgamos por la Playa Chica, que como me coja me da una jalá

-¡P´a eso nos vamos a la Cicer a sebar olas, que nos divierte más!

-¡Chacho! ¿qué hora es ? Yo tengo hambre

-Y yo también.

-Pues vámonos a comer. Mañana volvemos otra vez.

Tensy Calero

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor