“Hombre libre, siempre querrás al mar”. Charles Baudelaire

Ruta: la gratificante caminata por El Confital hasta la “valla militar”

El paseo a pie ( o corriendo….) atravesando todo la playa de El Confital y siguiendo hasta la valla militar dentro ya del Paisaje Protegido de La Isleta es, sin duda, el recorrido más gratificante de los que se pueden desarrollar en el entorno de la bahía que abarca la playa de Las Canteras y El Confital.

Cuando bajamos a la playa confitalera dejando atrás el entorno de la plaza de Pepe el Limpiabotas entramos en otra dimensión que nos aleja poco a poco del bullicio urbano para sentir la fuerza de un espacio natural único.

Hay varios “pateos a pie” dentro de El Confital dependiendo de ruta seguida para alcanzar la valla “fronteriza”: carretera de tierra, sendero a media ladera o paseo costero.

Caminantes dejando la pasarela de madera y subiendo la carretera de tierra que lleva al espacio protegido

Es importante recordad que hay una zona delimitada por posibles derrumbes. El último fue en verano del 2015. Es conveniente evitar el sendero a media montaña, bajo las cuevas de Los Canarios, dentro de este espacio delimitado.



Nuestro recorrido es a pie. 

Tras bajar por el sendero “metálico” y la escalinata de entrada empezamos caminando por la pasarela de madera. Al finalizar las tablas debemos seguir dirección norte subiendo la cuestita que nos conecta con la carretera de tierra, bien delimitada por postes de madera, que nos llevará hasta la alambrada.

 

Vista de la carretera de tierra

Mientras caminamos por El Confital (dentro del Paisaje Protegido de La Isleta) hasta la verja de alambres que delimita la zona militar podemos aún distinguir las ruinas de las salinas y secaderos de pescado que allí estuvieron funcionando hasta hace algunas décadas, y por supuesto los búnkeres y los vestigios de la batería de costa que protegía la bahía de El Confital de una posible invasión aliada durante la Segunda Guerra Mundial.

El Confital posee además de los atractivos naturales unos importantísimos valores etnográficos, paleontológicos y arqueológicos.

Una opción interesante es ir por la carretera y volver por la costa (o viceversa). Así no nos perderemos ningún detalle del espacio, y comprobaremos la enorme dimensión del mismo.

Desde los pies de la pasarela metálica de entrada hasta la valla rondarán los 2 km, por lo que ida hasta la valla por la carretera y vuelta costeando estará sobre los 4 kilómetros de pateo.

 

Búnker en la costa confitalera

 

Manolo nos saluda desde el paseo más pegado al mar

 

La valla militar que separa lo permitido de lo prohibido pasar

 

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comentario

  1. Francesco Macchia:

    julio 12, 2022

    Hace algunos años lo hacia corriendo todos los dias por la mañana…me encanta el Confital…

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor