“En el mar no hay pasado, presente o futuro, sólo paz”. Jacques Cousteau

Continuará la calima, aunque disminuirá su intensidad por la tarde

La agonía de la pesca artesanal en la bahía de El Confital

Han pasado muchos años de la época de esplendor de la pesca artesanal en la Bahía de El Confital. Antaño muchísimas familias de La Isleta dependían económicamente de las capturas en sus aguas. Eran los años en que se iba a faenar en barquillos aparejados de vela latina.



Recordamos algunos pescadores ilustres, con sus familias: Juan Casalla, “los Paindos”, “los hermanos Momo”, “los Lucas”, “los Ceballos”, Antonio Artiles, “el Ruso”, “los Cambaos”, etc.

La escasez de recursos pesqueros por la sobrepesca, el poco atractivo que tiene la profesión para las nuevas generaciones y la cantidad de trabas burocráticas e impuestos necesarios para tener un embarcación y poder ir a pescar han llevado a la casi desaparición de la flota de pesca artesanal de la bahía.

Actualmente quedan solo dos o tres pescadores con base en la playa de Las Canteras que se dediquen a pescar profesionalmente. En esta última década las “bajas” han sido muchísimas.

La denominación más antigua que conocemos para la zona o sector de pesca de la bahía de El Confital, data de finales del siglo XV o principios del XVI y es el de “Ensenada del Arrecife”.

Los pescadores y sus familias fueron los primeros pobladores “modernos” de Las Canteras, se establecieron a finales del siglo XIX en la zona costera de La Isleta cuando la playa era conocida como “playa o puerto del Arrecife”.

 

Aquellos de aquellos años, cuando las embarcaciones llenaban La Puntilla

 

La llegada de los barquillos con su pesca a La Puntilla, allá por los años sesenta, era todo un acontecimiento. Allí se juntaban las señoras que venían a comprar el «pescado fresco de barquillo» con los niños y los curiosos, algunos turistas eran testigos de la llegada a la orilla de los marineros.

 

Expectación a la llegada de los barquillos



Entre los años 2007 y 2009  la bahía de El Confital pudo ser declarada Reserva Integral de Interés Pesquero. Esta figura protectora hubiese sido un salvavidas para el colectivo de pescadores profesionales de Las Canteras ya que ellos hubiesen sido los únicos que podían haber realizado una “pesca sostenible” dentro de sus limites más protegidos.

Posiblemente estamos ante la última generación de pescadores artesanales de la bahía de El Confital. Con ellos desaparecerá para siempre de nuestra playa una tradición pesquera que retroceder varios siglos, y con ellos casi desparecerá de nuestro mar cercano la figura del barquillo tradicional.

Aquel clamor comercial de “al rico pescado de barquillo”: gritado por los pescadores, entre los barquillos de dos puntas de La Puntilla o de la Peña la Vieja, tras llegar de faenar se quedará como una anécdota histórica que nos recuerde aquellos tiempos gloriosos de la pesca artesanal en nuestras aguas costeras.

[mp_block_9 section_title=”Último reportaje publicado ” category_id=”60″ post_tag_slug=”reportaje1, ” post_limit=”1″]

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor