El Confital: naturaleza urbana

Las Palmas de Gran Canaria tiene una enorme suerte por poseer un espacio como El Confital, a pesar de su abandono institucional sigue siendo un lugar único. En este post no queremos enseñarte la desidia que sufre por parte de las instituciones responsables en su cuidado y mantenimiento.

Necesitamos ser optimistas con su futuro. Un futuro que depende muchísimo de todos nosotros, de como lo tratemos y cuidemos.

En El Confital, sobre todo en las horas de menos afluencia, podemos olvidarnos por un tiempo de la maldita pandemia que a tod@s nos tiene en vilo.

El Confital es un lugar con una energía especial. Tu mente se redimensiona al pasear por sus caminos o con solo asomarte al Atlántico.

Pasear, correr, practicar yoga, hacer senderismo, montar en bici (siempre respetando las veredas) hacer surf, observar aves, ver amanecer con la ciudad a lo lejos o disfrutar de la puesta de sol, darse un baño en algún charco o en «el Bañadero», pescar en sus lugares autorizados, etc.  Todas las actividades respetuosas con la naturaleza y los valores de El Confital son válidas en uno de los mejores lugares de toda Canarias.

 

Un vuelvepiedras busca su alimento y los surferos esperan por una ola con la ciudad al fondo, mientras un par de chicas hacen footing, un pescador prepara la caña y Federico se come un tuno.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate