Revolcado en la arena

Ahora nos hemos vuelto más finos y tod@s vamos con la toalla a la playa pero hace algunos años la juventud del barrio solo salía con el bañador hacia Las Canteras.

Después del remojón tocaba hacer «la croqueta» con la arena calentita para entrar en calor.

En verano salíamos por la mañana a la playa hasta la hora de comer, a la vuelta, antes de entrar a casa tocaba la limpieza de la arena de los ñoños y piernas a golpe de palangana frente al portal. Después de comer era «sagrado» hacer la digestión reglamentaria de 2 horas o más y sobre las 4:30 -5 de la tarde íbamos al segundo turno de playa: era más de pescar o jugar al fútbol.

Tras el baño de la tarde, otro revolcón de arena.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate