La cronología de una vergüenza

La cronología de una vergüenza

Año 2020: hace 3 años y algunos meses que se retiró de la plaza de La Puntilla la escultura «Juguete del Viento» del artista César Manrique. Sin que tengamos noticias nuevas desde hace meses, publicamos a continuación la cronología de los últimos acontecimientos de este icono de Las Canteras. Nos podemos hacer una idea de por que la obra aún no está situada en la plaza de La Puntilla.

 

 

Febrero del 2016: se caen algunas piezas de la escultura por el viento. Su estado de mantenimiento es pésimo.

Marzo del 2016: el deterioro del “Juguete de viento” es notorio, cada vez con menos piezas, ya no gira, está a punto de colapsar. 

Noviembre del 2016: la obra es retirada por el Ayuntamiento para restaurarla.

Mayo del 2018: lo que queda de la escultura lleva 20 meses «sin tocar» en un almacén municipal de El Sebadal. La concejala Inmaculada Medina anuncia en prensa que estará otra vez en La Puntilla a finales de este mismo año.

Año 2019: Sin “Juguete del Viento” en el centenario del nacimiento de su creador, el añorado César Manrique.

Febrero del 2019: La Fundación César Manrique dice que es casi imposible restaurar el móvil » Juguete del Viento». Sus piezas almacenadas en unas dependencias municipales hace más de dos años están en estado calamitoso, acusan la falta de mantenimiento que ha tenido este icono de Las Canteras en los últimos años. Tendrá que ser una réplica

Julio del 2019: Publicamos el desacuerdo entre El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y Fundación César Manrique para empezar a construir el nuevo ”Juguete del Viento” de la plaza de La Puntilla. El consistorio quiere recubrir las piezas de la obra para evitar que sufran las inclemencias de la salitre, la fundación se niega. Lo último que sabemos es que convenio necesario para su restauración está siendo estudiado por los servicios jurídicos municipales. Hay secretismos por ambas partes.

Enero 2020: el solitario pedestal presenta un aspecto lamentable (foto portada), cualquier temporal de mar lo puede arrancar de su sitio. 

 

1 Comment

  1. pablo hernández
    24 enero, 2020 at 3:46 PM

    Si tenemos en cuenta que la indolencia cultural del político es un mal consustancial a su naturaleza, junto a la mediocridad, muy presente además en estos tiempos y nada preocupa al de turno si no le procura beneficio alguno, no podemos extrañarnos de que dejen las cosas del pueblo al abandono. Así que seremos los amantes de nuestra tierra y en particular de la playa en este caso, los que debemos insistir hasta que logremos generarles un sentido de pudor y vergüenza al responsable que toque. Benito Pérez Galdós se marcho de Canarias, no por el clima, sino por lo mismo.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate