Mercurio transitará por delante del Sol este lunes, un fenómeno que no se repetirá hasta 2032

El 11 de noviembre podremos ver la silueta de Mercurio según pasa por delante del Sol. El tránsito comenzará a las 12h35m (hora insular) y durará hasta la puesta de Sol.

 

El tránsito del planeta por delante del disco solar, casi por su centro, será visible durante toda la tarde del 11 de noviembre desde Canarias.

 

Para ver el tránsito se necesita un telescopio, nunca hay que mirar al Sol con el ojo desnudo, ni con prismáticos, ni con instrumentos astronómicos sin la protección adecuada. En esta página, que contiene información general sobre los tránsitos, podrá observarse el tránsito de Mercurio del 11 de noviembre siguiendo la retransmisión desde el Observatorio Astronómico Nacional.

¿Cómo se verá el tránsito de Mercurio del 11 de noviembre de 2019?

Este tránsito será visible en su totalidad desde América del sur y central, el este de Norteamérica, el Atlántico, el extremo occidental de África y las islas Canarias. El inicio del tránsito será visible desde Asia occidental, Europa y África, y el final desde el Pacífico y Norteamérica.

En las cinco islas Canarias más occidentales el fenómeno es visible en su totalidad, aunque los contactos finales tendrán lugar muy cerca del horizonte. Mientras que en la península ibérica y en Baleares no será visible en su totalidad porque el Sol se pondrá durante el transcurso del tránsito.

Precauciones al observar el tránsito

NO se debe observar el Sol directamente, NI con métodos caseros (negativos, cristales ahumados,…). NO se puede mirar por un telescopio o binocular que esté apuntando directamente al Sol. SIEMPRE hay que utilizar la protección adecuada: gafas de eclipse y filtros solares para los aparatos ópticos.

Podemos optar por observar la imagen del Sol proyectada en una pantalla. Dada la pequeñez del disco de Mercurio, el tránsito no es perceptible a simple vista (con gafas de eclipse), para obtener una imagen mayor y más nítida se puede usar un pequeño telescopio o unos prismáticos (que soporten la intensidad de la luz del Sol) para proyectar la imagen en una pantalla blanca. Conviene dejar enfriar el aparato cada pocos minutos de observación, para evitar dañarlo, especialmente su ocular; hay que recordar que un tránsito es un fenómeno que transcurre lentamente a lo largo de varias horas.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate