Patrocinadores
“Qué inapropiado llamar Tierra a este planeta, cuando es evidente que debería llamarse Océano”. Arthur Clarke

Los días ya “huelen” a verano

Minervita, con salitre en las venas

Cuatro chicas y dos varones componen la tripulación del Minervita, el barquillo que sigue de cerca en la clasificación al líder de la Liga de Gran Canaria, el CRI -Ricoh.

Dos pares de hermanas, un estudiante de electromecánica y un regatista olímpico componen este equipo, pleno de experiencia marinera.

El primer par de hermanas lo forman las Barrera, Carla y Paula. Carla, nacida en 1997 y estudiante del Ciclo Medio de Monitor de Vela, es una de las patronas del Minervita. Paula, su hermana, (1999), estudiante de Bachillerato, es tripulante. Ambas son hijas y nietas de gente de la vela, de familia muy botera, como ocurre con las Cambres.  Isabel y Ana son mellizas. La primera estudia Técnico en Asistencia a Personas Dependientes, y la segunda hace medicina. “Nos hemos criado allí (en el muelle deportivo), nuestros padres son jueces de regata”.

Las Cambres y las Barrera conocen a Adexe Santana desde siempre. Como las chicas,  Adexe (nacido en 1996 y estudiante de electromecánica) forma parte de la familia de la vela latina. Tanto es así, que presume de frecuentar las instalaciones del muelle deportivo de Las Palmas de Gran Canaria desde que cumplió tres meses. Su padre es tripulante del Santa Catalina.

El segundo hombre y el último en incorporarse a esta tripulación es el regatista olímpico Onán Barreiros, desde hace poco también director de la Escuela de Vela Joaquín Blanco Torrent de Puerto Rico, la cuna de la vela ligera de Gran Canaria.

Barreiros, de 34 años, destaca la juventud de sus compañeros del Minervita.

“Mi experiencia de los barquillos es muy agradable; el equipo es todo de gente joven, que es lo que necesitan tanto los barquillos como la vela latina en los botes, si siguen con las mismas ganas, llegarán a buen puerto”.

Tanto Onán como el resto del Minervita compaginan barquillos y botes. Menos Carla, que lo hace en el Villa de Agüimes, los demás -incluido Onán- compiten en el Puerto de la Luz.

“Aquí da igual la edad, que seas mujer o que seas hombre, navegas y punto”

Compatibilizar una y otra liga se hace duro. Durante la temporada, los sábados comienzan temprano en Las Canteras con la regata de barquillos y terminan, sin apenas tiempo para comer, a la caída de la tarde con los botes en el muelle deportivo. A veces, también se navega el domingo.

“La amistad es nuestras principal característica”, afirma Adexe, antes de entrar en el asunto de si esto de los barquillos es cosa de mujeres. Lo digo porque este es un barquillo hecho como se hacía hace decenios, cuando no existía el plastico ni la fibra ni todos esos materiales que han transformado la vela moderna. Los barquillos están hecho de madera y herrajes.

“No es un deporte solo para hombres”, asegura Adexe, mientras Carla apunta que es cierto que hay quien acoge con sorpresa el hecho de que las chicas naveguen solas en el Minervita.

“Aquí da igual la edad, que seas mujer o que seas hombre, navegas y punto, da igual tu peso, tu altura, en los botes es más complicado”, expone Ana Cambres.

Ya en el campeonato regional de 2014, que se celebró en Fuerteventura, el Minervita demostró que no tenían nada que temer. “Fue nuestro primer campeonato, éramos unas niñas, y todos decían que nos íbamos a retirar, pero quedamos décimas de la general y segundas de Gran Canaria”. Es más, el Minervita fue una de las pocas embarcaciones que no trabucó en aquella competición.

La sede

Competir en la liga de barquillos exige un gran sacrificio a las tripulaciones que, como es este caso, compiten además en la de botes. También lo supone el lugar donde navegan.  “Están un poco limitados”, observa el doble regatista olímpico, “la Barra (de Las Canteras) condiciona mucho, si se mete mal tiempo ya no puedes salir y eso te quita un poco las ganas”.

Barreiro menciona una idea que está en la mente de muchos. “Lo que se plantea es que vayan los barquillos a la federación (al muelle deportivo) y naveguen por la mañana, así también van creando afición;  es como lo veo yo, me gustaría que los barquillos estuvieran en la el muelle”.

carla1

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor