“Cuando dos caminos se separan… toma aquel que se dirija a la playa”. Hannah McKinnon

Buen tiempo, día de playa

Maximiano Trapero: “He hecho tantos kilómetros en Las Canteras como de aquí a California”

Maximiano Trapero presume de haber hecho tantos kilómetros en Las Canteras como distancia hay entre Gran Canaria y California, aunque, si hacemos la cuenta, la verdad es que todavía salen algunos más. Catedrático de Filología Española en la ULPGC, es escritor, investigador, experto en lexicología canaria, en toponimia, en literatura oral … y playero. Nació en León en 1945 y es Hijo Adoptivo de Las Palmas de Gran Canaria desde 2010 y de la isla de Gran Canaria desde el año pasado. En 2003 el Gobierno de Canarias le concedió la Medalla de Oro de Canarias. Hay quien se ha referido a él como un canario nacido en León. Aquí habla de atardeceres en los que “se quema el horizonte”.

-¿Cree que Las Canteras tiene su propia personalidad o es palabrerío?

-Yo digo que Las Canteras es la mejor playa del mundo. Cada uno podrá decir que la mejor playa del mundo es la que le gusta a él; pues bendito sea Dios y que con su pan se lo coma. Yo digo que es la mejor playa del mundo porque es la que tengo a mano todos los días del año, y a cualquier hora del día. Yo, efectivamente, practico mucho la playa de Las Canteras.

 -¿Qué le gusta hacer en la playa a Maximiamo Trapero?

-Más que para bañarme o para tomar el sol, la practico para pasear tanto por la arena como por el paseo de arriba. He hecho tantos kilómetros por Las Canteras como de aquí a California. ¿Te parece exagerado? Calcula 6 km por cuatro días a la semana, por cuatro semanas al mes, por doce meses al año, y por no menos de 30 o 40 años que llevo paseando por Las Canteras.

-¿Cómo se enamora de la playa un hombre nacido en León, un territorio tan poco marítimo?

– Porque me casé con una playera, Helena, mi mujer, no sueña sino con Las Canteras.

-¿Las Palmas de Gran Canaria es como es y no de otra manera porque tiene la playa de Las Canteras?

-Sin duda. Cuéntame qué ciudades tienen una playa como tenemos nosotros aquí a mano, dentro de la ciudad. San Sebastián, no tanto Cádiz, que la tiene muy separada, Santander y no sé cuantas más. Son muy pocas las ciudades que tienen una playa dentro; dime qué otra ciudad de Canarias tiene una playa metida dentro, como nosotros: Santa Cruz no la tiene, tiene que desplazarse 10 o 15 km para ir y en todo caso es una playa creada artificialmente; sin que sea ofensa … No las hay. Además la nuestra la tenemos a disposición los 365 días del año. No solamente para pasear, también para bañarse y sin hacer grandes esfuerzos ni heroicidades. Yo, que soy del interior, lo hago con mucha frecuencia incluso en invierno. Es una maravilla.

Son tres kilómetros para caminar sin interrupción en marea baja por la arena. Y la arena tiene todas las texturas que puedas imaginarte: en unos lugares, suave, en otros gruesa, en unos te acaricia y en otros te molesta… A veces tienes que subir porque la marea está alta y hay rocas; nuestra playa es muy cambiante, cada día es distinta. Y la luz que tiene Las Canteras no la ves en ningún sitio. Y las puestas de sol, incomparables, los amaneceres, sorprendentes, y el calorcito del invierno…

-¿Cuál es su hora preferida?

-Cualquiera.

 -¿A qué hora va a caminar?

-Ahora estoy caminando con mi amigo Lothar (Siemens) todos los días a las 7:15h y vemos el amanecer. El gozo de contemplar la cantidad de luces y de colores diferentes que se suceden desde que está oscuro hasta que ya finalmente aparecen los primeros rayos de sol es impagable, no hay en nuestra lengua palabras suficientes para describirlos; o esos atardeceres en los que se quema todo el horizonte….

-¿En una ocasión un arquitecto me habló de la personalidad de la zona de Las Canteras, se refería a cuestiones como el encontrar a un chico descalzo en bañador comprando en una farmacia, sin que a nadie le extrañe … ¿Tener la playa dentro de la ciudad nos hace más informales?

-Es posible; yo lo hago también. Suelo trabajar bastantes horas al día, delante de un ordenador, y llega un momento en que me canso, pero como vivo muy cerca de la playa cojo una camiseta, un bañador y unas cholas y así me asomo a la playa. Voy muy informal, por la calle Padre Cueto, pero la gente lo acepta y lo asume porque tenemos una playa al lado y eso lo justifica.

Yo me asomo allí después de estar tan cansado de trabajar y esa luz que me inunda me llega hasta el tuétano. Yo he visto la figura literaria que creó Manolo Padorno: el “árbol de luz” de Las Canteras: Yo siempre veo ese árbol de luz en Las Canteras, y me inunda cuerpo y alma.

Para saber más sobre Maximiano Trapero

 

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor