“Hombre libre, siempre querrás al mar”. Charles Baudelaire

A los pies del molino de El Confital, alrededor de 1940

Años cuarenta. El Confital

De derecha a izquierda: Celestinito el último salinero-, un compañero de las salinas y un par de curas que presumiblemente estaban de excursión por la zona.

Un molino de viento sacaba el agua del mar y la repartía a los cocederos por medio de un acueducto de piedra de unos ochenta metros de largo. Para facilitar la tarea se había excavado un pozo justo en la base del molino.

Fotografía de la colección de Asunción Santana Ramírez.

 

Molino de las salinas de El Confital



Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor