“Hombre libre, siempre querrás al mar”. Charles Baudelaire

Travesía a nado de Navidad de La Playa de Las Canteras 2006

Como estaba previsto, el pasado sábado día 23 se celebró la primera travesía navideña a nado de la Playa de las Canteras, promovida por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y organizada por el “Club Altaha – miplayadelascanteras.com” y Club Victoria.

Esta prueba de carácter participativo, por su significado y emotividad atrajo a un gran número de nadadores de todas las edades, desde los más jóvenes hasta los más avanzados en la plena madurez. Eso sí, aquellos con el consentimiento de sus padres y éstos, a pesar de singulares edades avanzadas, con la seguridad de ser conscientes de que sus facultades físicas y mentales aún no han perdido todo el vigor y la fuerza que se necesita para acometer la derrota.

Alrededor de las 12.30 horas, en la zona playa de la Puntilla, teniendo por fondo el árbol de Navidad, nos hicimos la foto de grupo, formado por nadadores de 14 clubes y algún que otro nadador de otras islas.

Los doscientos participantes emprendimos la marcha a través de la húmeda arena hasta el punto de salida, el muro Marrero junto a la Playa Chica.

La mañana amaneció cubierta de nubes, lo que imprimió al ambiente un aire nostálgico que quedaba plenamente reflejado en las aguas, arrebatándoles su color azul para teñirlo de ciertos tonos grises.

Sobre las 13.00 horas se dio la salida entre el griterío de los nadadores y los incesantes ejercicios de calentamiento, ahuyentadores del frío. En primer lugar se lanzaron al agua los más jóvenes y pasados unos minutos, los menos jóvenes y mayores. El contacto con la gran masa líquida –la marea estaba subiendo sin llegar a su plenitud- hizo estremecer nuestros músculos que, incesantes en el barrido de brazos y aleteo de piernas y pies en todo el trayecto, nos hizo alcanzar la meta, situada en la rampa que da acceso al Club de Vela del Victoria.

En los 900 metros acometidos en la derrota se invirtió, por término medio, unos 20 minutos.

Al no ser la prueba competitiva, pudimos contemplar cómo la fauna y la flora que cobijan nuestras aguas –peces de variopintos colores y algas- sigue siendo rica y diversa a pesar del avance de la arena. Es un placer la contemplación de nuestros fondos marinos, sobre todo, en los contornos de la barra.

Realizada la travesía fuimos invitados a degustar una paella, servida por nadadores de Club Altaha, en los aledaños de la playa y del acantilado que bordea el recinto del Club de Vela.

Deseo agradecer al equipo de salvamento y socorrismo del Club Victoria la prestación del servicio de seguridad. Agradecimiento que hago extensivo al equipo de la Cruz Roja del Mar que, si bien no fue avisado por la organización -tal vez confiada en que era suficiente con la seguridad facilitada por el Victoria- se prestó a apoyar con su embarcación un servicio complementario a instancia del nadador que suscribe este artículo.

Aprovecho estas líneas para recordar a las organizaciones y promotores de eventos en aguas abiertas, que, cuando el número de participantes exceda de un determinado porcentaje, los servicios de vigilancia y socorrismo deben reforzarse.

En cuanto a la llamativa ausencia de representantes de la Federación Insular de Natación, sí quiero dejar constancia de que existe una falta de entendimiento (pero no una falta de voluntad) entre los clubes y la Federación, tal vez causada porque no todos los nadadores que participamos en las pruebas estamos federados por circunstancias ajenas a nuestros propios deseos; no obstante, estar inscritos y legalizados todos los clubes participantes.

Desde estas líneas hago un llamamiento a todos los nadadores, responsables de clubes y representantes de la Federación de Natación- para dialogar y llegar a acuerdos limando las diferencias que nos separa. El diálogo, como vía de entendimiento, es imprescindible para que podamos avanzar y conseguir otras metas deportivas.

De corazón y porque entiendo las posturas de todas las partes implicadas, me ofrezco como interlocutor para, en la medida de mis posibilidades, llegar a un acuerdo amigable entre las partes y de acuerdo con la reglamentación reguladora del deporte de la natación, buscar solución definitiva a este asunto.

Finalmente quiero dar las gracias, en particular, a todos los nadadores del “Club Altaha–miplayadelas canteras.com”, Club Victoria y a Tino Armas por su inestimable colaboración en la realización de este evento deportivo.

En Las Palmas de G.C. a 26 de Diciembre de 2006.

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor