Patrocinadores
“Qué inapropiado llamar Tierra a este planeta, cuando es evidente que debería llamarse Océano”. Arthur Clarke

Martes: mañana predominantemente nubosa, posibilidad de algunos claros al mediodía

Relato e impresiones, como espectador y participante, de una travesía nocturna a nado por Las Canteras.

El pasado día 5 de Octubre se celebró en la Playa de Las Canteras una travesía nocturna que fue un completo éxito. La organizó el recién creado Club de Natación Altaha-miplayadelascanteras.com. La afluencia de participantes fue más que notable, con unos 150 nadadores que evidenció las ganas que tenía el personal de hacer este tipo de eventos. El recorrido fue – unos 600 metros- del Muro Marrero hasta frente al Hospitalillo de San José. Desde las 19:30 horas comenzó la llegada de participantes al Balneario sito al final de la calle Tomás Miller, donde estaba la oficina de control para la recogida de gorros numerados. Alas 21:00 horas nos encaminamos hacia el punto de partida, Muro Marrero, y después de leer un pliego de bienvenida, se procedió a la obligada foto de grupo, para a continuación trazar una raya en la arena y dar el pitido de salida. Para dar una idea y sin querer ofender ni señalar con similitudes voy a ver si les traslado como fue la cosa. Supongo que alguna vez habrán visto ustedes algún documental del National Geograhic cuando una manada de búfalos, vuelvo a pedir disculpas a quien proceda ( a ello claro, ellas parecían sirenas), cuando se lanzan a un río para cruzarlo, desesperados ellos, pues siempre hay algún cocodrilo en ayunas al acecho . Pues igualito. Algunos se quedaron enrocados y creo que hasta las peñas las partieron. Tuve intención de lanzarme al agua con los primeros- ignorante que es uno- pero me vinieron las luces al ver aquel rebotallo, aquel “ espumerío” con un aguaje que levantaban olas de medio metro por lo menos. Entonces voy y me digo, estate quieto y tirate al agua con las personas de cierta edad que son más tranquilitos. Lo menos que te podía pasar si te metes de entrada es que te provocaran un derrame cerebral o mejor dicho “ un desparrame encefálico”, si alcanzas una patada o un manotazo de aquellos, con perdón y van tres, energúmenos. Esperé un poco y junto a un grupo de inteligentes y precavidos nadadores de los que tenemos mucha juventud acumulada, me tiré al agua cuando amainó el temporal. El liquido elemento parecía tinta china de la negra, pero la temperatura era muy agradable. Nadamos en manada, ¡ oh padrito¡ , quiero decir en grupo y al golpito. De vez en cuando paraba y levantaba la cabeza , pues quería gozarlo todo a puñados. Quería ser participante y espectador, había hablado con Dios para pedirle permiso y estar en dos sitios a la vez, y me dijo que me dejara de boberías y me estuviera calladito por si acaso. Yo solo pretendía nadar y disfrutar del espectáculo y algo conseguí pues veía la blanca y saltarina espuma de los que iban delante- parecían que iban a apagar un fuego- de hecho había unos cuantos bomberos, deformación profesional, digo yo. Seguimos el relato, los brillantes gorros amarillos parecían fuegos fatuos de San Telmo , brincando entre las olas, y en la orilla los espectadores esperando la arribada y ejem , ejem… tengo que decirlo; alguno de los que salieron como tiros me los encontré nadando a braza , dando resoplidos y pidiendo agua por señas que de eso tenían de sobra. A la llegada en la orilla , nos esperaban los que llegaron con prisas y nos recibieron aplaudiendo calurosamente, no sé si para entrar en calor, o como reconocimiento a lo que ellos llegarán si se portan bien. Nos veremos en la próxima.

6 de Octubre del 2006.

Vicente García Rodriguez

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor