Un viaje a las estrellas….

…a las estrellas de mar, claro. Curioso animal este. Da igual cuantas veces nos la hayamos topado antes; la estrella de mar siempre atrae nuestra atención, ¿verdad? Y no es para menos, ya que reúne una serie de características que la convierten en un espécimen único de los fondos marinos.

La maravillosa vida que esconden los fondos de la playa de Las Canteras

Su cuerpo está formado por un disco central, donde tiene la boca por la parte inferior, y una serie de brazos cuyo número varía. En Las Canteras podemos verlas con 5 brazos, por ejemplo, o con 8, y es bastante normal toparnos con alguna a la que le falten uno o varios de ellos. Este es un primer rasgo característico de las estrellas: ante el ataque de un predador no se altera demasiado por desprenderse de uno de sus miembros, ya que es capaz de regenerarlo por completo. En las primeras imágenes vemos dos planos de cuerpo entero de sendas estrellas, la segunda de las cuales está regenerando varios brazos.

La tecnología nos permite acercarnos al máximo para contemplar más de cerca al soberbio animal. En las fotos centrales podemos observar cómo el cuerpo de la estrella está recubierto en su parte superior por una especie de púas que, aparte de servirle de defensa en momentos de apuro, constituyen uno de los adornos más hermosos que hemos retratado en esta serie.

 

 

En la parte inferior del animal, las púas dan paso a una especie de pies que acaban en ventosas y le sirven para desplazarse por el suelo. Al contrario de lo que pueda parecer, observada de cerca, la velocidad a la que se mueve la estrella no es nada desdeñable. Además tiene fama de voraz y a su paso es capaz de comerse todo lo que pille, tanto vivo como muerto. Las fotos de la tercera fila muestran estos pies tan particulares.

En cuanto a la reproducción, aunque las estrellas pueden multiplicarse sexualmente, resulta sin duda más destacable la capacidad que tienen para formar una nueva estrella completa a partir de un solo miembro procedente de otro individuo.

Cómo ven, más allá de su apreciable belleza, las estrellas de mar esconden todo un cúmulo de sorpresas. Son, al fin y al cabo, como el propio mar.

Manuel Marichal

Post actualizado en abril del 2020

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate