Patrocinador
“El mar no tiene caminos, el mar no tiene explicaciones”. Alessandro Baricco

Se abren claros en las horas centrales. Ventoso. Precaución con el mar a marea llena 

Hasta las rocas más duras se resquebrajan tras su relación de amor con un fuerte temporal, la vida de una roca sigue su curso natural, convertirse en suave arena

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor