Patrocinador
“El mar no tiene caminos, el mar no tiene explicaciones”. Alessandro Baricco

Viernes: el verano astronómico llega con tiempo estable, brisa del norte y nubosidad. Precaución con el mar a marea llena.

Las lecciones de Pacuco Bello sobre la playa de Las Canteras V. Como nadar en Las Canteras

Comparte

fot_381575979398148_natacionDespués de muchos años de experiencia nadando en la Playa de las Canteras, he creído importante dar a los deportistas algunos consejos que les sirvan para que practiquen este deporte con más seguridad y, a la vez, solucionarles aquellos pequeños problemas con los que yo me fui encontrando.

Sin lugar a dudas, el mejor sitio para practicar la natación es en el agua del mar, debido a las propiedades beneficiosas que contiene y, además, se flota más, al ser más densa que el agua dulce.

La Playa de las Canteras a marea vacía es como una gran piscina donde se puede entrenar todo el año, pudiendo hacer de un tirón los 2.600 m. desde la Puntilla al Auditorio.

No cabe duda de que para poder nadar en la playa dependemos de varias circunstancias: por la pleamar, por las corrientes, por el mal estado del mar o por la temperatura en los meses de invierno. No obstante, el equipo de natación del R.C. Victoria lleva muchos años entrenando y siempre ha podido nadar en cualquier época del año.

*BAJAMAR CON LA BARRA DESCUBIERTA*

El sentido de la corriente es del N-S (Puntilla – Auditorio), así que lo mejor es nadar en esta dirección, tirándose al agua por la orilla, en la Puntilla. No subir mucho, sino a la mitad y con dirección hacia el puente de Guanarteme; al pasar el Hotel Meliá, podemos subir hacia la barra (no antes, pues al no haber barra, la mar te puede arrastrar hacia dentro) y, al llegar a la Playa Chica, ya se ha nadado unos 1.000 m.

*MAREA LLENA (PLEAMAR) CON LA BARRA CUBIERTA Y BUEN TIEMPO*

Ahora la corriente va en sentido contrario Cícer – Puntilla y lo mejor es salir desde la Playa Chica hasta la Puntilla. Quizás encuentres corriente en contra al salir, pero una vez pasado el Restaurante Chino de Luis Morote, seguirás nadando muy bien. Recomiendo no subir, sino ir siempre por el centro y con dirección hacia el Hotel Imperial Playa (en la Puntilla).

Vigilar siempre la distancia que hay a la orilla, pues hacia la Puntilla y delante del Hotel Meliá se puede producir el “Efecto Abanico”, ya que tú sigues con esa dirección al Hotel Imperial Playa, pero al no haber barra, la corriente te puede desplazar hacia dentro. Si te ocurre esto, gira 90º hacia la orilla hasta volver a colocarte en el centro y continúas nadando.

*OJO CON LAS AGUAVIVAS*

A partir del mes de marzo y hasta junio, suelen aparecer las medusas o aguavivas, muy molestas para los nadadores. Antes de tirarte al agua, comprueba si hay alguna por la orilla y si la Cruz Roja tiene puesta la bandera con esta señal. En caso de picadura, acudir a la Cruz Roja y recomiendo tener en casa un preparado con amoniaco, que se vende en las farmacias.

*LAS CORRIENTES*

Recomiendo no nadar nunca contra corriente pues no es necesario cansarse, se trata de disfrutar y de no correr peligros inútiles.

*SEÑALIZACIÓN DE LAS MAREAS*

La Cruz Roja del Mar tiene señales con banderas colocadas en la playa que debes comprobar y respetar antes de nadar.

Bandeja Roja: Peligro, no bañarse.

Bandera Verde: Sin peligro, óptimo para el baño.

Bandera Amarilla: Precaución.

*OTROS CONSEJOS*

Antes de nadar es recomendable practicar algunos ejercicios de brazos, cintura y pies para calentar los músculos.

Después de nadar también y hacer estiramientos.

Para aquellos nadadores que padezcan de los oídos, les recomiendo que usen tapones especiales hechos a medida.

Los bañadores deben de ser livianos y que tengan algún bolsillo para guardar los tapones.

Las gafas se suelen empañar, antes de ponértelas, mójalas con saliva.

Después de nadar sécate bien y, si te vas a quedar un rato en la playa, mejor que te cambies de bañador y te pongas otro seco. Así evitaras resfriados.

Si tienes la piel delicada, usa una crema de protección solar, ya que en el agua inciden más los rayos solares.

Cuando tengas un calambre, basta con mantenerse de pie en el agua con la ayuda de las manos y así pasará en poco tiempo. Si persiste, avisa a un compañero para que te fuerce los dedos del pie hacia arriba.

Paco Bello.

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor