El roque Matavinos se convertirá en refugio para los charranes comunes en la bahía de El Confital

El roque Matavinos o Roque Cabrón se convertirá en refugio para los garajaos o charranes comunes. Convertir en santuario al roque para que estas delicadas aves aniden y críen sus polluelos con seguridad en la bahía de El Confital es una iniciativa del equipo que dirige el biólogo y veterinario Pascual Calabuig del Centro de Recuperación de Fauna de Tafira dependiente del Cabildo de Gran Canaria.

La disminución de la zonas seguras para nidificar está haciendo complicado que estas aves tengan la tranquilidad necesaria para anidar en la bahía como antaño. Por este motivo, el equipo que dirige Calabuig está estudiando la manera que estas se sientan protegidas de la presión humana y de otras especies depredadoras sobre el roque.

Los garajaos o charranes comunes (Sterna hirundo) son aves migratorias. Suelen aparecer por nuestra playa en primavera y verano, principalmente camino de Europa para nidificar tras pasar el invierno en África.

 

El charrán común es una especie catalogada como vulnerable, incluidas en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

En primavera y verano sobrevuelan la playa – chirriando su kik- kik-kik- localizando longorones y otros pequeños peces que nadan en la superficie del mar y que le sirve de alimento.  Es muy característica su forma de pescar, lanzándose en picado sobre sus presas.

 

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate