“En el mar no hay pasado, presente o futuro, sólo paz”. Jacques Cousteau

Calimoso. Calor: protégete del sol en las horas centrales del día

En los años 80 la publicidad en la playa de Las Canteras llegaba del cielo (2º parte)

Anécdota de Don Ignacio Macelín, quien fuera el piloto del helicóptero de la compañía Helicsa que realizó dichas campañas publicitarias.

“Helicsa consiguió un contrato para anunciar los fines de semana el whisky Passport, en aquel entonces recién salido al mercado en Canarias. Este anuncio se hacía con el S-58T LN-OSE (después matriculado como EC-DDR) y consistía en lanzar desde el helicóptero sobre las playas más concurridas de la isla grandes pelotas de plástico infladas para no lastimar a los bañistas. Lo gracioso es que los representantes del whisky Passport que me acompañaban en el helicóptero tomaban whisky Etiqueta Negra, por lo que el que anunciaban no debía ir precisamente sobrado de calidad…

Un día se nos ocurrió que, para darle más espectacularidad al vuelo, podríamos llevarlo a cabo con una señorita colgando de la grúa del helicóptero. Una de las secretarias de la empresa Helicsa se ofreció a servir de improvisado reclamo y allá que nos fuimos con ella colgando hacia el sur de las Palmas. En el Aeródromo de El Berriel, como la muchacha ya estaba cansada de ir flotando por el aire, la metimos dentro del helicóptero. No sé cuanto duró ese contrato, pero al parecer las ventas fueron muy cuantiosas, pese a la dudosa calidad del whisky….

Estos vuelos eran aprovechamos también para llevar a cabo el entrenamiento de pilotos con el S-58T. Así se formaron varios compañeros que llegarían a ser además grandes pilotos del S-58T”.

>> 1ªParte <<

Fotos: Familia Bumann.

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor