“Cuando dos caminos se separan… toma aquel que se dirija a la playa”. Hannah McKinnon

Viernes: con la brisa del norte llegan las nubes

Arena en la arena.

Se viene comentando desde hace años la necesidad que hay de eliminar arena de la playa de Las Canteras. Se han efectuado estudios con el consiguiente costo, por personas eruditas en éstos temas, para evitar, dejadme expresarlo así, la desertificación y con ello la perdida de toda la fauna piscícola y botánica del fondo de nuestra bahía. Esta acumulación de arena ya ha traído el aumento de erizos de púas largas que pelan las rocas de ese manto de musgo, que es la despensa alimentaría de las otras especies. Esa arena no deja de ser una fuente calorífica, la composición de la misma absorbe fácilmente el calor, y como ascuas lentamente calientan las aguas, lo que produce la emigración de especies hacia aguas más frías y la inmigración de otras que deben vivir en estas condiciones pongo por caso las medusas de tipo paraguas. Son individuos que suelen desplazarse en bloques y buscan precisamente las aguas calientes porque sus principales depredadores son los delfines, atunes, ballenas y éstos no transitan esas temperaturas elevadas.

Así que como el tema no se solucione el incremento de estos individuos urticantes cada vez será más molesto para el bañista. Tengamos presente que los tentáculos separados del cuerpo central no pierde efectividad y multiplica la presencia de sorpresas indeseadas.

Otro aspecto antieconómico es la limpieza de tanta arena, la banda ancha que se ha creado necesita hoy día el triple de operarios o la duplicidad de maquinaria para este menester.

La cantidad de polvo que ya acumula la parte alta de la arena, se comprueba al caminar sobre ella que los pies o si lleva zapato oscuro quedan impregnados de un polvo blanco que no es mas que tierra incorporada y molida por la fricción de la misma arena. Es lo que puede producir afecciones en el aparato respiratorio. Puede producir dermatosis, porque además lleva incorporada restos de excrementos de palomas y gaviotas.

A esa parte más cerca al paseo no llega el agua del mar, cosa que si ocurría cuarenta años atrás y en ese tiempo a medida que se ha ido ensanchando, la limpieza se ha centrado mitad hacia la orilla.

La playa necesita remover la arena en temporada de otoño como si fuese arar, ventilarla, para evitar ese olor a orines que hace cuando escarbas y hueles el interior.

Estos efectos no se presentan donde la banda ancha de la playa no es tan pronunciada y frecuentemente en pleamar es lavada con el oleaje, me refiero a la playa Chica, Peña la Vieja hasta el Auditorio, salvando el trozo donde desemboca el barranco de La Ballena, que no deja de ser un foco de contaminación.

Mi opinión, es que la arena no será extraída por la parte mas cerca al paseo. Mi opinión es que será los fundamento para un ensanche del paseo. Hoy día queda muy estrecho para la densidad de público que lo transita en esas horas punta de la tarde, sobre todo en la estrechez desde La Puntilla hasta La Playa Chica. Lo más fácil sería sacar la arena que se está acumulando en esta playa y tampoco se hace, por lo que me lleva a pensar que están dejando que la arena gane hacia el mar y homogenizar la línea de la orilla. Es siempre mi opinión.

¿Por qué se han plantado tantas palmeritas tropicales es esa zona alta de la playa?. Todo eso son obstáculos para sacar arena, esas plantas quedarán incorporadas en el nuevo ensanche de la avenida. El estudio creo yo que terminará confirmando ésta opinión y como dijo aquel: Dale tiempo al tiempo.

Juan Boza Chirino.

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor